Cuidando de los tuyos

Los 10 tips para combatir el stress del cuidador.

No es ningún secreto: cuidar de tus padres, cónyuge, familiar, o inclusive de un amigo cercano presenta muchos retos y cobra un peaje emocional importante. Siempre debemos tener en mente que para cuidar de los demás debemos cuidar nuestra propia salud física y mental ya que, de los contrario, se corren grandes riesgos.  A continuación se proporcionarán los 10 tips para combatir el stress del cuidador.

  1. Pon tus necesidades físicas en el primer plano:
    Come alimentos nutritivos; no debes ceder a los impulsos y comer dulces o excederse con el alcohol. Duerme bien; si tienes problemas para dormir durante la noche, trata de dormir durante el día. Programa chequeos médicos regulares. Encuentra tiempo para hacer ejercicio; esto inclusive si necesitas pedirle a otra persona que cuide mientras haces ejercicio. Si experimentas síntomas de depresión (tristeza extrema, dificultad para concentrarte, apatía, pensamientos sobre la muerte) busca una opinión médica profesional.
  2. Conecta con tus amigos:
    El aislamiento incrementa el stress. Juntarte regularmente con tus amigos y familiares mantiene las emociones negativas alejadas.
  3. Pide ayuda:
    Haz una lista de tus pendientes y recurre a otros para que te ayuden. Inclusive amigos y familiares lejanos pueden ayudar.
  4. Recurre a los servicios comunitarios:
    Considera pedir a un administrador de atención geriátrica para coordinar todos los aspectos del cuidado de su ser querido . Otros proveedores de servicios , incluidos los ayudantes de salud en el hogar , amas de casa y servicios de reparación de viviendas , pueden asumir algunas de las muchas responsabilidades de cuidado. Los voluntarios o personal de organizaciones religiosas o grupos cívicos pueden visitar , cocinar o ayudarle con la conducción.
  5. Toma un descanso:
    Te lo mereces. Además,tu familiar enfermo podría beneficiarse de la compañía de alguien más. Piensa en amigos, familiares o voluntarios. Piensa en una agencia salud en el hogar , hogar de ancianos, centro de día; estas instalaciones a veces aceptan residentes a corto plazo. Los centros de día para adultos , que operan por lo general cinco días a la semana , proporcionan atención en un grupo de personas mayores que necesitan supervisión .
  6. Confronta tus sentimientos:
    Tus emociones tiene un peaje en tu físico. Puedes compartir tus sentimientos de frustración con la familia y amigos. Busque el apoyo de los compañeros de trabajo que están en una situación similar. Haz una cita con un consejero profesional, o únete a un grupo de apoyo.
  7. Encuentra tiempo para relajarte:
    Haz algo que disfrutes, como leer, caminar o escuchar música, puedes recargar tus baterías. Algunos cuidadores meditan o utilizan técnicas de relajación como la respiración profunda o la visualización de un lugar positivo. Si eres religioso, puedes encontrarte con que la oración puede ser herramienta poderosa.
  8. Organízate:
    Herramientas simples como calendarios, listas pueden ayudarte a priorizar tus responsabilidades. Realiza las tareas más importantes primero y no te preocupes si no puedes hacerlo todo solo.
  9.  Aprende a decir que NO:
    Acepta el hecho de que simplemente no puedes hacerlo todo. Resiste la tentación de aceptar más responsabilidades y explicar que no lo puedes hacer todo y no te sientas culpable.
  10. Mantente positivo:
    Haz todo para alejarte de la negatividad. Llama a una reunión familiar para resolver problemas con tus hermanos u otros familiares. En vez de lamentarte por lo que no puedes hacer, date una palmaba en la espalda por todo lo que sí haces y concéntrate en los beneficios de cuidar a un ser querido.

Siempre debes tener en mente que para cuidar de alguien mas, primero debes cuidarte en todos los aspectos. 10