Captura de pantalla 2016-04-20 a la(s) 2.08.12 p.m.

La enfermería en México tiene una muy larga historia, está presenta desde la preconquista donde los Aztecas llamaban Ticitl al hombre o la mujer que se hacia cargo de los enfermos. Con brebajes, fricciones y baños de vapor curaban las enfermedades. La práctica del shamanismo le daba a este grupo un estatus importante dentro de la sociedad y una admiración del pueblo. Desde entonces las cosas an cambiado para los Ticitl, conquistas, reformas, guerras, y mucho más hasta que en los años 20 que se fundó la escuela de enfermería y obstetricia.

Aunque la enfermería sigue siendo reconocido como una profesión socialmente valorada, según un estudio de la INGEGI en su encuesta sobra la Percepción de la Ciencia y la Tecnología (ENCYPET 2013) “la enfermería es la segunda profesión más respetable” solamente superada por los bomberos. Sin embargo, este respeto y admiración social no se traduce en el ámbito laboral y hoy en día la enfermería presenta un fuerte arraigo social. Su función ha sido minimizada a un rol subordinado y relegado con malas condiciones de trabajo, falta de oportunidades laborales y baja remuneración.

Según el tabulador por puestos del personal de servicios de salud del estado de Querétaro, las percepciones mensuales de una persona que trabaja como auxiliar de enfermería “A”, es de 7 mil 531 pesos, a los cuales, agregando las percepciones de seguridad social y otras prestaciones, pueden llegar a ceca de los 12 mil 500 pesos mensuales. Por otro lado, una enfermeras especialista “D” aspira a un salario máximo, incluyendo prestaciones de 20,500 mensuales mientras que, en instancias del sector salud, las personas que cuentan con un nivel técnico en enfermería perciben sólo 4,500 pesos netos mensuales. Por otro lado, en países europeos como España, Alemania y Holanda las enfermeras ganan en promedio 37 mil pesos (con un tipo de cambio de 17.3 pesos por euro).

Desde la profesionalización de la enfermería en 2004 las instituciones de salud en México solamente contratan personas con licenciatura por lo que todas las personas que estudiaron enfermería antes de ese año únicamente cuentan con el grado de técnica y difícilmente encuentran trabajo en el sector. Por lo que es preocupante que en México, un país en el cual existe un déficit de enfermeras i, 28 por cada 10 mil habitantes comparado con las 88 que recomienda la OCDE, existe, según el Instituto Nacional de Salud Publica (INSP),  una tasa del 52% y 38%  de desvinculación laboral en técnicas y licenciadas en enfermería respectivamente. Esto quiere decir que, en promedio, 1 de cada 3 enfermeras esta desempleada o no trabaja en el área para la que estudió.

El envejecimiento poblacional y la prevalencia de enfermedades crónicas están transformando los sistemas de salud en México y el mundo. La atención médica esta migrando y cada vez más se prestará lejos de los hospitales y en las casa de los pacientes. Por lo tanto, los profesionales de la enfermería desempeñarán un papel fundamental en el sistema de salud y de no ser que se corrijan los problemas laborales, el incremento en remuneraciones, el aumento en las oportunidades laborales y en la formación de los profesionales de la enfermería el país vivirá una crisis importante en salud.