121003062553-fruits-vegetables-story-top.jpg

El envejecimiento en América, significa más casos de la enfermedad de Alzheimer. Los expertos predicen que se espera el aumento de casi el triple de números de personas con esta condición a mediados de siglo. Pero hay cada vez más pruebas de que puede haber una manera de reducir el riesgo de demencia, y se inicia en sus pasillos de la tienda de comestibles.

Un cierto número de alimentos se han asociado en estudios que reducen el riesgo de la enfermedad de Alzheimer como son:

Verduras como Lechuga, berro, brócoli
Arandanos
Nueces y semillas
Pescado grasoso
Aceite de oliva
lentejas
Las legumbres
Los granos enteros

“Estos alimentos tienen diferentes componentes que contienen neuroprotectores – que ayudan a proteger nuestro cerebro … otros dan nuestros combustibles cerebrales”, Aconseja la dietista registrada Alissa Rumsey a CBS News.

Estos “alimentos del cerebro” son también elementos de la dieta mediterránea, que incluye menos carne roja y alimentos procesados. Nueve de cada 12 estudios recientes encontraron una relación entre las dietas de estilo mediterráneo y un menor riesgo de enfermedad de Alzheimer.
Se espera que más de 100 millones de adultos en todo el mundo desarrollen demencia a mediados de siglo y eso es la adición de un sentido de urgencia para la investigación.

La Asociación de Alzheimer ha evaluado las pruebas y dijo que sí apunta a un vínculo entre los alimentos saludables para el corazón y un menor riesgo de deterioro cognitivo.

Rumsey dijo que es fácil de añadir alimentos que estimulen la salud del cerebro a nuestra dieta diaria.

“Se trata de intentar tomar los hidratos de carbono refinados y los alimentos más altos de azúcar y grasas saturadas, quitarlos de nuestra dieta poco a poco y luego añadir en estos alimentos para reemplazarlos”, explicó.

En 2015 , un estudio publicó: La enfermedad de Alzheimer y la demencia. El Diario de la Asociación de Alzheimer, analizando las dietas de más de 2.200 adultos. analizando varios tipos de alimentación, descubrieron que las personas que consumian sobre todo una dieta poco saludable tenían aproximadamente el doble que el deterioro cognitivo que aquellos cuyas dietas incluían una mezcla de productos saludables y menos saludables con el tiempo.

Aún así, los que tenían un patrón de dieta mixta – saludables y menos saludables – tenían más deterioro cognoscitivo en comparación con aquellos que mantenían estrictamente una dieta saludable, el autor del estudio Behnaz Shakersain, del Instituto Karolinska Aging Research Center, en Estocolmo, dijo a CBS News el pasado octubre, cuando la investigación fue publicada.

“Nunca es demasiado pronto, nunca es demasiado tarde Cuanto más sana coma, más beneficios tendrá- dijo Shakersain.

Otro estudio en 2014 vinculado al consumo de alimentos fritos daba un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer.

Junto con seguir una dieta saludable, la Asociación de Alzheimer recomienda otras pautas de estilo de vida para reducir el riesgo de demencia, incluyendo el ejercicio regular, lo que puede aumentar el flujo de sangre y oxígeno al cerebro, así como mantenerse mental y socialmente activo.

Krysta Stasi, dijo a CBS News que ella trata de tomar decisiones más saludables cuando se trata de ir al supermercado.

“Estoy realmente tratando de hacer el esfuerzo para comer más verduras y granos,” dijo. “Yo estoy contenta de saber que estoy haciendo lo correcto.”