enfermeras vintage

 

“LA OBSERVACIÓN INDICA CÓMO ESTÁ EL PACIENTE; LA REFLEXIÓN INDICA QUÉ HAY QUE HACER; LA DESTREZA PRÁCTICA INDICIA CÓMO HAY QUE HACERLO. LA FORMACIÓN Y LA EXPERIENCIA SON NECESARIAS PARA SABER CÓMO OBSERVAR; CÓMO PENSAR Y QUÉ PENSAR”.

La Enfermería es uno de los oficios más antiguos del mundo, con un fuerte componente humanitario y asistencial, aunque como profesión es bastante moderna. La Enfermería ha experimentado cambios drásticos como respuesta a las necesidades y a la influencia de la sociedad. Una mirada a los comienzos de la Enfermería revela su continua lucha por su autonomía y profesionalización.

A lo largo de su ilustre historia, la Enfermería ha ejercido una gran influencia sobre la vida de las personas. A medida que los cambios rápidos y continuos siguen transformando la profesión de Enfermería y el sistema sanitario, con el que se encuentra íntimamente ligada, los profesionales de Enfermería aprovechan cada vez más las oportunidades para influir en el bienestar humano. Actualmente, el personal de Enfermería aporta conocimientos, liderazgo, entusiasmo y experiencia vital en la expansión de sus roles, que permiten una mayor participación, responsabilidad y recompensa. Sin embargo, mientras la Enfermería sigue evolucionando, en el fondo de todo existe un antiguo, ferviente y profundo compromiso de cuidar.

Se considera a Isabel de Cendala la primera enfermera sanitaria de Iberoamérica, debido a que en 1804, Carlos IV envió al doctor Balmis con 50 niños para tomar vacuna e inocularla de brazo en brazo contra la viruela; los niños iban al cuidado de Isabel de Cendala.

En 1524, se fundó el entonces llamado “Hospital de la Inmaculada Concepción”, hoy “Hospital de Jesús” ubicado en la primera calle de Belisario Domínguez. El Protomedicato era un cuerpo formado por un grupo de médicos por orden de los conquistadores, que estaba integrado por los primeros médicos a los que se había autorizado para ejercer la medicina, y posteriormente lo formaban los médicos más antiguos, los más sabios y los más competentes. Era la máxima autoridad en lo referente a Medicina, Enfermería y Salud Pública. El Colegio de San Pablo de los Agustinos sirvió de hospital en el combate de Padierna y el herido encontró curación, techo y palabras de aliento de parte de Sor Micaela Ayanz. Ella formaba parte de las tres Hermanas de la Caridad y atendieron a sus enfermos en el Hospital de San Pablo, hoy conocido como Hospital Juárez .

Por fin, en 1854, la escuela se establece en el edificio que fue el de la Santa Inquisición de la Nueva España y ahí está hasta la fecha. En el seno mismo de la Facultad de Medicina, existió la Escuela de Enfermería y Obstetricia, desde los últimos lustros del siglo XIX, pero organizada en toda forma a principios del siglo XX4 . El doctor Eduardo Liceaga, siendo Director de los Servicios Médicos del Hospicio, Maternidad y Consultorio en 1900, le solicitó al Presidente Díaz, autorización para establecer una Escuela de Enfermería en México. La Escuela fue inaugurada el 9 de febrero de 1907, gracias a los esfuerzos del doctor Fernando López.

La Escuela de Enfermeras podía considerarse, no sólo como un beneficio para los pobres quienes iban a buscar su curación al hospital; sino también como un poderoso factor de la difusión de conocimientos útiles a la mujer; que encontraría en esta carrera, un medio honesto y lucrativo para bastarse a sí misma en la lucha por la existencia.

En la Revolución Mexicana habían mujeres que se introducían en los campos de batalla para dar consuelo a los caídos, una de ellas fue Refugio Estévez Reyes (la Madre Cuca), quien en cumplimiento de su deber, recibió un balazo en el cuello del lado izquierdo. Toleró el proyectil durante toda su vida en la región carotidea, a nivel de la cuarta vértebra cervical. Este es un ejemplo de vocación, desinterés, sacrificio y amor a la humanidad de la enfermería.

La Enfermería se dedica al cuidado integral del individuo, la familia y la comunidad en todas las etapas del ciclo vital y sus procesos de desarrollo. La sociedad actual cada vez da más importancia a la promoción y prevención de las enfermedades, por lo que se exige una atención más cualificada y se utiliza una tecnología más compleja, a la que no pueden estar ajenos los profesionales de Enfermería.

En el entorno del sistema de salud, los profesionales de la Enfermería comparten con otros profesionales las funciones de planificación, organización, dirección y evaluación, con la finalidad de garantizar un sistema de salud adecuado para el desarrollo de las potencialidades de las personas, la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y los cuidados de las personas enfermas o incapacitadas.

Las enfermeras y enfermeros de hoy en día, deben ser capaces de crecer y evolucionar para hacer frente a las demandas de un sistema de asistencia sanitaria que está viviendo espectaculares cambios.